14 jul. 2014

Cornetto o cachito a la Italiana



El cornetto italiano (parecido pero algo diferente del croissant Frances ya que estos últimos son menos dulces nada de huevo en la masa y con mas mantequilla en su interior) es el clásico desayuno italiano, no existe panadería por estos lados que no ofrezca desde las primeras horas de la mañana esta delicia, yo debo reconocer que con los años he aprendido amarlo porque la idea de desayunar con algo dulce no me atrae por esa razón los prefiero así solitos pero se prestan para ser rellenados con la crema que mas te guste, las clásicas chocolate, mermelada y crema pastelera.

Aunque su elaboración puede parecer larga basta organizarse con los tiempo yo por ejemplo deje la masa la noche anterior de esa manera en la mañana ya había reposado, al mismo tiempo recomiendo realizar los triángulos de una grandeza suficiente que te permita realizar varias vueltas así vendrán mas lindos estéticamente, la primera vez que los hice caí en el error de realizar los triángulos muy  pequeños y aunque el sabor era igualmente rico debo reconocer que la imagen dejaba mucho que desear.




Ingredientes:
Para 12 cachitos

125g de harina de fuerza
125g de harina común de repostería
1 cucharadita escasa de sal
12g de levadura
90ml de leche tibia
20ml de agua
1 huevo
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
la ralladura de 1/2 naranja
50g de azúcar
30g de mantequilla
1 yema de huevo batida con algo de leche para glasear
azúcar glas c/n

Para los pliegues:
125g de mantequilla



Preparación:

Disolver la levadura en la leche.

Poner las harinas y la sal en el bol de la batidora, agregar la leche, una vez que esta se ha integrado a la harina unir el agua y después el  huevo (siempre esperar a que un ingrediente se absorba antes de adicionar el próximo).

Anexar vainilla y ralladura de naranja. Amasar a velocidad media por aproximadamente 10 minutos.

Agregar la mantequilla y el azúcar, continuar amasando hasta que la masa este lisa y elástica.

Espolvorear la mezcla con algo de harina y ponerla en un recipiente cubierto con papel transparente de cocina. Metemos en refrigerador y dejamos leudar por 10-12 horas.


Una hora antes de tirar afuera la masa, tomamos la mantequilla de los pliegues, y con un rodillo la extendemos en medio de dos hojas de papel de hornear y metemos en el nevera.


Pasadas las 12 horas sacamos del refrigerador la masa y en un plano enharinado la extendemos formando un cuadrado, al centro de este posicionaremos la mantequilla por lo que deberá ser algo mas grande.

Cerramos a modo de sobre dejando la mantequilla al interno y extendemos en modo que la masa triplique de largo.

Giramos la masa 90° y realizamos una pliega a 3, cerrando los bordes externos hacia el centro, primero el derecho y después el izquierdo.

Dejamos reposar en el refrigerador por 30 minutos, sacamos la masa la estiramos y repetimos la operación de las pliegas, esto lo haremos en total 3 veces. dejando reposar siempre 30 minutos entre cada una.


 Extendemos la masa en un rectángulo alto 5mm. De este sacamos triángulos.

En la base del triangulo realizamos una incisión y enrollamos el triangulo sobre si mismo tirando ligeramente la punta en modo de estirar la masa y lograr realizar mas vueltas.


La punta del triangulo la dejamos en la  parte inferior en modo que mientras reposan no se abran, una vez formado el cachito doblamos los extremos hacia el centro para tratar de formar una media luna,

Disponer los cachitos distanciados en una bandeja de horno cubierta con carta de horno.



Dejamos leudar por 2 horas o hasta que han doblado su tamaño, glasear con la mezcla de yema y leche y hornear por aproximadamente 30 minutos.

Espolvorear si se desea con azúcar glas.



Te invito a que me sigas tambien en facebook.
https://www.facebook.com/Miritmoencocina?ref=hl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario